Garciriáin

Geografía

Limita al N con Marcaláin, al S con Elcarte y Ollacarizqueta, al E con Navaz y al O con Arístegui.
Realizada la concentración parcelaria Marcaláin*. Comunes, 69 Ha (56 de pastos, 5 de prados, 3 de monte maderable).Las heredades del linaje Almoravid en el lugar fueron confiscadas por la corona con motivo de la guerra de 1276. También los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén tenían propiedades en el término.Fue lugar de señorío hasta la desaparición de este régimen en la primera mitad del siglo XIX. En 1850 sus niños acudían a la escuela de Marcaláin; los caminos eran de herradura y carretiles de montaña, en mediano estado; llevaba el correo el valijero del valle de Juslapeña desde Pamplona, y contaba con un molino harinero.

Arte

Domina la población la parroquia de San Pedro, sencillo templo del siglo XII con portada que carece de elementos ornamentales. Guarda en su interior una talla gótica de la Virgen con el Niño. Entre el caserío se aprecian varias construcciones del siglo XVIII.

Fuente: Gran Enciclopedia Navarra

Beorburu

Geografía

El término confina al N con Navaz, al E con Zildoz, al S con Berriosuso y al O con Ollacarizqueta. Realizada la concentración parcelaria (1967): 106 Ha, 13 propietarios, 231 parcelas antes y 51 después. Comunes, 80 Ha 10 de secano, 41 de monte maderable, 28 de pastos.Debió de ser, junto con Navaz, uno de los núcleos señoriales del linaje de Jimeno de Ohárriz, cuyo patrimonio fue confiscado por la Corona (1276).

A comienzos del XIX todavía aparece la forma Unzué. Al mediar el siglo el derecho de presentación del párroco correspondía al vecindario o al rey, según el mes en que se diera la vacante.

Arte

La iglesia de la Asunción es un edificio realizado en piedra de una sola nave distribuida en cuatro tramos más la cabecera, de testero recto, cubierta con bóveda de cañón con lunetos.

Se accede a su interior por el lado de la epístola a través de una puerta de arco apuntado, sin tímpano, protegida por pórtico de estructura ligera. Posee una torre campanario (1789) situada a los pies del templo, en sustitución de una espadaña anterior.


Su retablo mayor (siglo XVI) dedicado a la coronación de María por su Hijo, entre San Juan Bautista y San Jerónimo, bajo la mirada complacida del Padre Eterno que aparece en la parte superior junto con la paloma del Espíritu Santo, y coros angélicos a los lados, es un magnífico relieve hecho en madera dorada por un gran conocedor del arte italiano del Renacimiento.

Concebido como pieza única sobre un pequeño basamento, a modo de banco, con motivos de carácter plateresco (angelotes y cartelas recortadas) y flanqueado por soberbias columnas corintias que sostienen un entablamento coronado por un frontón triangular, sorprende por la delicadeza de factura, dadas sus proporciones (2,40 x 1,60 m), que lo convierten en una pieza única dentro de su estilo.

Dado a conocer por J.E. Uranga (1943), desde entonces no dejó de atraer la atención de los investigadores deseosos de identificar a su autor y la fecha probable de su realización.

Así para Manuel Gómez Moreno era lo mejor existente en España "dentro del clasicismo miguelangelesco italiano", para J. M. de Azcárate "obra anónima y únicamente atribuible a fray Juan de Beauvais (doc. 1563-1590), lo que justificaría su fama en estas comarcas", y para José Camón Aznar era "un soberbio tablero, de acento italiano en el que creemos encontrar alguna huella del refinado Renacimiento Francés".

Inspirado en los grandes artistas del Renacimiento, escultores y pintores, en algunos detalles se advierten ecos rafaelescos (los angelitos músicos del primer término o la propia situación de los protagonistas), y en el estilo general recuerda trabajos tardíos del escultor francés (nacido en Varipont, diócesis de Noyon, en Picardia), pero afincado en tierras de Aragón, Gabriel Yoly (doc. 1515-1538) por ofrecer la misma exquisita belleza en sus figuras.


Hay también en la iglesia una imagen (ca. 1600) de la Virgen con el Niño policromada.


En su término se encuentra la ermita de Santa Lucía.

Fiestas

Las fiestas patronales en honor de la Asunción se celebran el 14 y 15 de agosto.

Fuente: Gran Enciclopedia Navarra

Arístregui

Geografía

Está situado a orillas de un arroyo que nace en el monte de San Bartolomé. Limita al N con Osinaga, al S con Sarasa, al E con Larráyoz, Marcaláin y Garciriáin y al O con Sarasate.
Efectuada la concentración parcelaria (1977): 62 Ha, 7 propietarios, 149 parcelas antes y 33 después. Comunes, 133 Ha (70 de monte maderable, 52 de pastos, 10 de secano).

Historia

Está documentado en la Edad Media con la grafía "Ariztaray", inserto en el valle de San Esteban, denominación antigua de Juslapeña. Era un lugar de señorío marcadamente eclesiástico donde en el siglo XIII poseían 4 collazos los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén. Sus labradores debían pechas en 1427 no solo a los Hospitalarios (2 cahices 1 robo de trigo y 1 cahiz y medio de cebada), sino también al obispo y la catedral de Pamplona (1 cahiz 1 robo de trigo, 1 cahiz de cebada y otro de avena), a Santa María de Roncesvalles (2 cahices 1 robo de trigo), a Santa María de Irañeta (1 cahiz l robo 1 cuartal de trigo), y al mariscal Felipe de Navarra (medio robo de trigo y otro tanto de avena).

Arte

La iglesia de San Juan Bautista, es un edificio de carácter rural y pequeñas dimensiones, realizado en piedra, en dos épocas distintas. La más antigua (siglo XVI) corresponde a la zona de los pies donde se sitúa la torre campanario y la puerta de acceso abierta en el muro de la epístola. Interiormente pertenece al primer tramo de la nave y se cubre con bóveda de arista. El resto, un tramo central y la cabecera, con capilla mayor cuadrada, se cubre con bóveda de cañón con lunetos y fajones. El frente del presbiterio se decora con tres retablos de pequeño tamaño de los que los colaterales corresponden a la segunda mitad del siglo XVIII, en estilo barroco-rococó de abundante ornamentación en rocalla mientras que el central y titular, de mayores proporciones, es de estilo barroco de mediados del siglo XVII. Consta de banco, tres calles y coronamiento, alternándose la imaginería para la figura titular, de San Juan Bautista, y del Crucificado, en el ático, con pintura sobre lienzo para las calles laterales con las escenas del Bautismo de Cristo y entrega de la cabeza del Bautista y para el coronamiento con las figuras de María y Juan flanqueando la Cruz. En los retablos colaterales aquel que se encuentra en el lado de la izquierda conserva en el coronamiento una graciosa imagen de la Virgen con el Niño, del Rosario, de la misma época que el retablo.

Cultura y esparcimiento

Las fiestas se celebran el 24 de junio.

Fuente: Gran Enciclopedia Navarra